Management y distribución de espectáculos

Todos tenemos vecinos. De la casa, la calle, el barrio... o del mundo. A veces los vecinos son nuestra familia. A veces no los conocemos, pero nos encontramos en los pasillos y las aceras, compartiendo el espacio. Todo parte de la comunidad, el arte es un rito comunitario. La comunidad conserva y transmite, transgrede y revoluciona. Hay que estar atento, asomarse al patio y escuchar. Por eso trabajamos desde la puerta contigua, fÍsica o virtual. Y siempre puedes venir a pedirnos sal.